Entrevistas

CDC: 'Cuando dejamos de hacer canciones para pegar, fue que pegamos'

La agrupación está a punto de lanzar su primer disco acústico y pero antes se embarcó en una gira mundial.


Hace 25 años jugaban a ser irreverentes, hoy se confiesan parte del establishment. Con dos nominaciones al Latin Grammy por su último disco, un nuevo álbum en proceso de composición y el primer acústico de su carrera a punto de ver la luz, Caramelos de Cianuro se embarcó este 2018 en una gira que los ha llevado por Sudamérica, Estados Unidos y Europa. Durante su paso por Argentina, conversamos con su vocalista, Asier Cazalis.

El último disco, “8”, tiene un sonido distinto a lo que venían haciendo ¿Cómo fue la composición? 

Es un disco compuesto todo en piano, por primera vez. Suelo componer en guitarra y bajo pero me puse a estudiar piano buscando otros colores, sin embargo no fue tan sencillo, había cosas que no se traducían tan bien cuando las tocábamos con nuestros instrumentos tradicionales. Así que buscamos a Didi Gutman, que es un maravilloso tecladista argentino con quien ya habíamos trabajado en nuestro disco homónimo. El logró que todo se orientara hacia las teclas y esta vez su trabajo se notó más.

¿Sientes que “8” continuó con el éxito de su predecesor?

Siento que “8” está a la sombra del disco anterior. Cuando uno viene de un disco afortunadamente exitoso, que fue lo que pasó con nuestro álbum homónimo, vives a la sombra de ese éxito pensando en qué fue lo que hiciste que gustó tanto y fue tan efectivo. Sin embargo con “8” llegaron las nominaciones al Grammy, y creo que fue porque empezamos a trabajar en torno a eso, a promocionarnos de la manera adecuada y esas cosas rinden frutos, aunque todavía falta ganárselo (risas).

Sabemos que están preparando un disco acústico ¿Cómo va esa producción?

Es un unplugged que “se atravesó” en la realización del disco nuevo (risas), el cual, por cierto, va muy adelantado. El acústico se va a llamar “Retrovisor”, fue una idea que surgió de repente y tenemos mucho entusiasmo por mostrarlo. Está a punto de salir, solo falta mezclarlo, pero paramos todo por la gira. Suena crudo, me gusta pensar que es un poco más punk de lo que normalmente se hace en los acústicos.

¿Hay temas de toda la discografía?

Sí, no te diría que es un “grandes éxitos” porque hay canciones que no fueron tan populares, como por ejemplo “el mar”, donde hicimos una versión con Jorge Glem y Manuel Rangel que es preciosa, nada más Bajo, Guitarra y Cuatro. Además, tendrá un respaldo audiovisual y posiblemente tendrá algún featuring, estamos esperando que nos confirmen, no puedo adelantar nada más pero ojalá se dé.

El disco "Miss Mujerzuela" marcó un antes y un después en el estilo de la banda ¿Qué fue lo que pasó?

Yo creo que fui yo como compositor, que empecé a tratar de hacer buenas canciones en lugar de tratar de ser como otros que estaban de moda. Uno cuando está joven comienza en la música por la imitación pero luego te preguntas “¿dónde están tus canciones?”. Llega un punto donde dices “yo lo que quiero es hacer una canción que la gente pueda cantar”. Es irónico, porque mucha gente que odió ese disco comenzó a decir “hicieron esto para pegar”, y más bien cuando dejé de hacer canciones para pegar, fue que pegamos.

Una vez más están de gira por el mundo ¿Hay alguna diferencia entre girar ahora y hace años atrás?

Ahora tenemos más canciones y cada vez se va haciendo más largo el concierto (risas). Algo que notamos mucho es que ahora hay más venezolanos en los lugares a los que vamos y eso hace que toquemos en sitios más grandes. Para nosotros eso es muy importante porque esos venezolanos nos han servido como puente para llegar al público local.


Entrevista por Frank Hernández